top of page

Los pensamientos no pueden hacerte daño

Actualizado: 1 dic 2022

¿Qué es un pensamiento?

El pensamiento es la capacidad que tenemos las personas de formar ideas y representaciones de la realidad en su mente, relacionando unas con otras. El pensamiento es la actividad y creación de la mente; se dice de todo aquello que es traído a nuestra existencia mediante la actividad del intelecto.


El pensamiento, por tanto, hace referencia a los procesos mentales, voluntarios o involuntarios, mediante los cuales la persona desarrolla sus ideas acerca del entorno, los demás o él mismo. Es decir, los pensamientos son ideas, recuerdos y creencias que se relacionan entre sí.


Los pensamientos siempre están conectados a las emociones y a los sentimientos y hay una relación e influencia entre todos ellos. Y del mismo modo, tanto pensamientos como sentimientos y emociones afecta a mis estados energéticos, físicos y de salud. Por ello en importantísimo cuidar la calidad de nuestros pensamientos.



Pero también los pensamientos son una forma de energía, y por lo tanto cambian nuestro cuerpo energético, y nuestro campo energético nutre nuestro cuerpo físico y nos protege del entorno si es que este se encuentra en equilibrio.


Los pensamientos son en realidad como pequeñas tormentas eléctricas que recorren nuestro cerebro y que están ocurriendo en él en todo momento.


El funcionamiento físico del cuerpo está unido al funcionamiento del cuerpo mental y del emocional. El ser humano tiene un cuerpo, tiene una mente, unas emociones y un espíritu y cualquier acercamiento al equilibrio y a la salud tiene que tener en cuenta todo ello en su conjunto, pero los pensamientos juegan un factor fundamental en nuestra armonía vital, siempre que estos sean positivos, amables, esperanzadores, entusiastas, creativos, libres de juicios, etc.


Un pensamiento es una “tormenta de energía”.


Los pensamientos negativos, limitantes, obsesivos, rígidos y llenos de juicios condenatorios, generan desarmonía en todo nuestro campo de energía, y nos lleva a una situación de debilidad y fragilidad.


Jean Pierre Garnier Malet (Físico y autor de la teoría del desdoblamiento del espacio y del tiempo) afirma que nosotros somos responsables de nuestro destino, es decir de todas nuestra experiencias, tanto lo negativo como lo positivo, y que a través de nuestros pensamientos, somos nosotros quienes creamos ese destino. Es decir que, vivimos las consecuencias de nuestros pensamientos.


Garnier Malet propone que la frase “no hagas al prójimo lo que no te gustaría que te hicieran a ti”, se debería modificar a “no pienses de tu prójimo lo que no te gustaría que tu prójimo pensara de ti”.


Debido a esto, dice que la humanidad no va por el buen camino porque no hacemos lo suficiente para equilibrar nuestros pensamientos. Y ya que sabemos que el pensamiento es energía, y que esa energía afecta a nuestros estados emocionales, nuestra salud, y a las experiencia que vivimos, tendríamos que vigilar lo que pensamos y cuando aparezca un pensamiento negativo cambiarlo por otro positivo.


Y aunque los pensamientos, dicen algunos estudios que rondan los 60.000 al día, son en su gran mayoría inconscientes y son una consecuencia del funcionamiento natural del cerebro, sí es cierto que yo puedo poner atención y conciencia a cómo es mi forma de pensar a lo largo del día, y según lo que me vaya encontrando tengo la capacidad de hacer modificaciones a esos patrones de pensamiento.


Los pensamientos no se pueden borrar ni suprimir de nuestro cerebro porque es una funcionalidad de este que se da de forma automática y natural, por ello no tiene sentido intentar luchar contra nuestra propia naturaleza intentando dejar la mente en blanco, o suprimir por completo ciertos pensamientos, ya que muchos de ellos llegan a nuestro cerebro y este nos los muestra a través de nuestra mente. Donde si puede actuar es en tratar de comprender comprender cómo funcionas y ampliar tu mundo interior, conocer tu propia programación que es la que en realidad da forma a la mayoría de pensamientos que se crean en tu cerebro.


Tus pensamientos solo son creaciones de tu mente producto de tu programación mental y no representan la verdad absoluta de lo que ocurre en tu vida, solo tu interpretación automática y personal.


Los pensamientos por sí mismos no tienen ningún valor, ningún significado, y no tienen ninguna consecuencia a no ser que nos identifiquemos con ellos. El problema viene cuando me engancho y me creo como algo real mis pensamientos, ahí es donde quedo a merced de lo que el pensamiento me está representando, me quedo esclavo de esa ilusión. Por eso es tan importante ejercitarnos mediante la meditación para poder desidentificarnos de nuestros pensamientos, darnos cuenta que nuestro Ser profundo está más allá de los pensamientos, y que estos solamente son una representación que cuentan una historia que no es real si es que esta no me produce Paz.


Podríamos decir que el pensamiento es correcto cuando te acerca a la paz, al Amor profundo, a la creatividad, a la compasión, al la unión con otros y con el mundo…, si ves que tus pensamientos te alejan de esto, tienes que revisarte.


La vida de un hombre es lo que sus pensamientos hacen de ella”

(Marco Aurelio)


Tienes dos prácticas meditativas en el artículo del blog ‘Cómo ser amigo de tus pensamientos’.




71 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page